Dancing House

© Imagen via flickr, Janet Wippell 

Proyecto: "Dancing House" (Nationale-Nederlanden)
Arquitectos: Frank O. Gehry y Vlado Milunic.
Localización: Praga, República Checa
Fecha finalización de las obras: 1996-97
Fotografias via flickr,Janet Wippell

 
La "Casa Danzante", traducción al castellano de "Dancing House", antes llamada "Ginger y Fred" como la mítica pareja de baile, es el apodo que recibe el edificio de la Nationale-Nederlanden que se encuentra en el centro de Praga y se asemeja a una pareja de bailarines como Fred Astaire y Ginger Rogers.


© Imagen via flickr, Janet Wippell 
El edificio, con su estilo deconstructivista, destaca sobre los edificios de estilo barroco, gótico y Art Noveau por los que Praga es famosa, y se integra a la perfección con el resto de los edificios que conforman la rivera oriental del río Moldava. Se ​​utiliza como edificio de oficinas y no está abierto al público, pero se puede visitar el restaurante ubicado en la séptima planta, que ofrece unas espectaculares panorámicas del río y la ciudad.

El deconstructivismo es un movimiento liderado por los arquitectos de la época: principalmente Peter Eisenman, Phillip Johnson, Zaha Hadid, Rem Koolhaas y el mismo Frank Gehry. 
Los principios del deconstructivismo son desechar las reglas de la arquitectura convencional y abandonar la línea recta, optando por la articulación de cuerpos en rotación y el gusto por ángulos no convencionales y dejando de lado el lema “la forma sigue a la función”. Estos principios dan lugar a edificios con apariencia de caos controlado, que producen diferentes reacciones en el ciudadano de a pie, pero nunca resultan indiferentes ni aburridos.

© Imagen via flickr, Janet Wippell

El solar donde se ubica la "Dancing House" fué originalmente ocupado por una casa de estilo neo-renacentista que fue destruida durante el bombardeo de 1945 en la Segunda guerra mundial. El edificio permaneció en ruinas hasta 1960, fecha en que fue demolido. Después de su demolición, el solar permaneció vacío durante 30 años más. Con el fin del comunismo y la división de Checoslovaquia a principios de los años noventa, Praga pasó a ser la capital de la República Checa y un lugar muy concurrido para el turismo, y el solar en cuestión, uno de los más céntricos y mejor situados en la ciudad.
Antes que a Frank Gehry, se ofreció el proyecto a Jean Nouvel, pero éste lo rechazó debido al pequeño tamaño del solar. Gehry si que aceptó el reto.

La construcción de la "Dancing House" fue muy artesanal, 99 paneles de hormigón, cada uno de diferente forma y dimensión, requirieron otros tantos encofrados, todo fué hecho a medida.
Su forma inusual y las soluciones técnicas causaron un gran debate público, como suele ocurrir a menudo cuando se lleva a cabo una idea innovadora.
En el año 2005, el Banco Nacional Checo emitió una moneda de oro que presumía del edificio, en la serie "10 siglos de arquitectura".

En el año 2012, quince años después, ya nadie niega que la Dancing House sea una obra acertada, original, dinámica y atrayente.










© Imagen via flickr, Janet Wippell