Crisis versus Arte callejero


A veces se oye que el arte está en crisis; pero al contrario, como muestran estas imágenes, es la crisis la que está en el arte
La primera imagen es de Banksy, un artista callejero londinense, que pintó este dibujo al norte de Londres, por una tienda en la que se descubrieron talleres de explotación laboral hace dos años. Banksy se considera un artista revolucionario que satiriza los despropósitos  de algunos gobiernos, y los plasma en sus obras. Como él, cada vez más artistas callejeros utilizan sus obras para decir y expresar en plena calle lo que está pasando. El arte se revela de forma silenciosa porque no dice, sino que insinúa, y no hace hablar, sino que hace pensar.

Ronzo, también en Londres, colocó esculturas que representan unos monstruos que están devorando monedas de libras esterlinas.

Above dibujó esta plantilla en un viaje a Lisboa cuando observó que una señora pedía a diario, a menos de dos metros de un cajero automático donde la gente hacía fila durante todo el día para sacar dinero, y pensó en "robar a los ricos para dar al pobre".

En Valencia, España, Escif representó este conjunto de espadachines como metáfora de la crisis y del desorden social que se produce como consecuencia inevitable.

En Italia, Blu realizó un mural con columnas hechas de monedas apiladas que aparecen destruidas y esparcidas por el suelo, en una imagen de inspiración griega, tras un viaje realizado a Grecia.