El mirador de la Torre Willis


La Torre Willis, antiguamente llamada Torre Sears, es un rascacielos de 110 plantas (442 metros) de altura que se encuentra en Chicago. Es la torre más alta de América. Desde que la Torre abrió al público su mirador en 1974, el llamado Skydeck ya era una de las atracciones turísticas más famosas de Chicago. 

En 2009, el Skydeck fue rehabilitado incluyendo la instalación de una caja de vidrio a modo de balcón, llamada The Ledge.



En esta caja de 3 x 3 metros, con paredes y techos transparentes, los visitantes aseguran que uno se siente flotando en el aire, y las vistas son desde luego espectaculares. Incluso el suelo es de vidrio, 38mm de espesor que soportan hasta cinco toneladas; pero, aún sabiéndolo, uno no se atreve a saltar en su superficie, por si acaso. Suspendido a 103 plantas de altura (412 metros) sobre el suelo, no es fácil sentirse seguro. Incluso se puede sentir el ligero balanceo del edificio en un día de viento. Un día despejado se pueden ver las llanuras de Illinois, el lago Míchigan en Indiana, y Winsconsin.