Ilusiones opticas en interiores por Felice Varini

La ilusiones ópticas que se perciben en los interiores de los espacios intervenidos por Felice Varini desde un punto de vista concreto son formas geométricas perfectas, como en esta catedral donde desde el punto crítico se perciben diez círculos perfectos flotando en el aire. Es lo que vemos a la derecha de la siguiente imagen. Pero basta moverse unos milímetros en cualquier dirección y la perfección geométrica se pierde, las formas se quiebran y aparecen líneas fragmentadas dibujadas sobre las superficies interiores de la catedral. De la ilusión a la realidad en un segundo.

Redchalk. Felice Varini 1999.

Ya he hablado antes de Felice Varini en el blog, a raíz de su último trabajo de arte urbano. Esta vez contemplamos algunas de sus sorprendentes obras en interiores de los últimos años, mientras conocemos un poco mejor la forma en que Varini ve su trabajo, para el que utiliza técnicas de proyección stencil, a través de un fragmento de entrevista
al artista, realizada por Gil Dekel hace unos años en París, traducida al español. Puedes acceder a la entrevista completa en inglés al final de este artículo.
 
Gil Dekel: No pintas sobre lienzos, sino en paisajes arquitectónicos y urbanos como edificios, muros, y calles. Tus obras tienen un solo punto de vista, o un punto de vista desde el cual el espectador puede ver el cuadro completo, por lo general una forma geométrica simple (un círculo, cuadrado, triángulo). Desde otros puntos de vista el espectador verá formas fragmentadas, "rotas".
El tema del punto de vista ¿es importante para tu trabajo? ¿Estás tratando de animar a los espectadores a detenerse y contemplar cómo ven las cosas a su alrededor?
Felice Varini: No. Cuando empiezo a pintar nunca pienso en el espectador. El espectador no afecta a la manera de empezar el trabajo. El espectador se convertirá en parte de la obra una vez que esté hecha y pueda ver la pintura. Incluso entonces no puedo decirte lo que va a ver, porque yo no sé dónde se encuentra el espectador ni el punto de vista desde el que se está mirando la pintura.
Comienzo mis obras desde un punto de vista que es simplemente la altura de mi propio ojo. Esto es sólo un punto de partida, una forma de empezar. Planifico el trabajo con bocetos, fotografías, cámaras, o simplemente en mi cabeza, y trabajo con el espacio, considerando la relación de mi punto de vista con el espacio, así como la geometría del espacio mismo. Entonces hago la pintura.
Una vez que la pintura está hecha, se inicia una vida independiente, una relación con el espacio que no tiene nada que ver conmigo ni con el espectador. Es una relación directa de la pintura con el espacio, en una especie de realidad abstracta.
El espectador puede ser consciente de la obra que puede observar desde el punto de vista crítico y ver la forma completa. Pero podría mirar desde otros puntos de vista y no ser capaz de entender la pintura debido a que las formas se fragmentan y el trabajo se vuelve abstracto. Sea como sea, me parece bien. 



Gil Dekel: ¿No quieres que el espectador tome conciencia de la forma completa desde el punto de vista crítico?
Felice Varini: No, no estoy preocupado por eso. Todo el mundo sabe cómo es un círculo o un cuadrado. Mi preocupación es lo que sucede fuera del punto de vista crítico. ¿Dónde está la pintura entonces?¿Dónde está el pintor? El pintor está obviamente fuera del trabajo, por lo que la pintura está sola y es totalmente abstracta, hecha de muchas formas. La pintura existe como un todo, con su forma completa, así como sus fragmentos; no nace para crear formas específicas que necesiten satisfacer al espectador. Las pinturas no están definidas por la comprensión del espectador o lo que ve el espectador, sino que más bien existen por derecho propio, y tienen su propia relación con el espacio tridimensional en el que fueron creadas. Yo trabajo con la realidad misma, con la naturaleza.


Gil Dekel: Utilizas formas geométricas simples, el círculo, el triángulo, el cuadrado, así como colores básicos, rojo por lo general. ¿Por qué esta sencillez?
Felice Varini: Si se dibuja un círculo en un lienzo plano, siempre tendrá el mismo aspecto. El círculo dibujado retendrá la planitud del lienzo. Este tipo de trabajo es muy limitante para mí, así que proyecto un círculo en los espacios, en las paredes o laderas de las montañas, y luego la forma del círculo se altera de forma natural debido a que el 'lienzo' no es plano. Una ladera de montaña tiene curvas que afectan al círculo, y cambia la geometría del círculo. Por lo tanto, no necesito presentar formas complicadas en mis pinturas. Sólo puedo utilizar la simplicidad de las formas, porque la realidad ahí afuera distorsiona las formas, en cualquier caso, y crea variaciones sobre su propio acuerdo. 

Lo mismo ocurre con los colores. Por lo general yo uso un solo color y el espacio se encarga de alterar el tono del color. Por ejemplo, si uso un tipo de color rojo en un lado de la montaña, el resultado es muchos tipos de rojo, dependiendo de la superficie de la montaña y las condiciones de la luz. La luz del sol afectará a las diferentes áreas en la superficie y el mismo color rojo puede llegar a ser más fuerte, más oscuro o más claro en ciertas áreas, dependiendo de cómo los rayos del sol llegan a la superficie. El cielo puede ser claro u oscuro. Y si la superficie tiene su propio color o unos pocos colores... Por lo tanto, no es necesario utilizar colores sofisticados.
La realidad existe, con sus propias cualidades, formas, colores y condiciones de luz. Lo que yo hago es simplemente añadir otra forma y color en respuesta a eso. 



Gil Dekel: ¿Cuánto tiempo tardas en completar una obra?
Felice Varini: Puede llevar una semana con tres asistentes trabajando conmigo.
 

Gil Dekel: ¿Tus pinturas están permanentemente destinadas al espacio en el que fueron creadas? Felice Varini: Una vez está hecho un trabajo, se puede quitar y rehacer en un lugar diferente siempre y cuando se siga cierta orientación. Yo escribo una descripción de cada obra, la descripción de sus especificaciones, y se puede rehacer en otro espacio si se siguen las instrucciones exactas para las formas, tamaños, relaciones entre sí, y su relación con el espacio. El nuevo espacio tiene que tener características similares al original.
El resultado no será una obra nueva, sino más bien un remake de la misma obra. No se crea un objeto y se mueve, sino que se mueve el concepto, y se puede rehacer en el nuevo espacio, de la misma manera que hay una obra de teatro escrita y una compañía de teatro puede ponerla en escena en un teatro diferente.
 

Gil Dekel: ¿Alguna vez consideraste construir o crear el espacio en sí mismo?
Felice Varini: No, porque yo no soy un arquitecto. Soy un pintor y la pintura es mi principal preocupación. La pregunta que me estoy preguntando como artista es ¿Cuál es el próximo paso en la historia del arte después de Mondrian, Malevich y Pollock?¿Qué podemos ofrecer hoy en día que nos lleve al siguiente paso en la pintura abstracta? Mi respuesta es trabajar en la realidad en tres dimensiones en lugar del lienzo.
No tengo la intención de crear la realidad o manipularla. La realidad es bastante compleja. Todos los días se puede descubrir algo nuevo a tu alrededor. Es una sorpresa continua, buscando en las iglesias antiguas, sub-estaciones, casas. Hay muchos tipos de arquitectura en todo el mundo, con nuevas relaciones y nuevas perspectivas de creación todo el tiempo, y una vez que elijes un espacio comienzas un nuevo proceso de pensamiento con él.
 


Gil Dekel: Trabajas directamente en el espacio pero no te defines a tí mismo como un artista de la instalación.
Felice Varini: No. Yo soy un pintor. Cuando empecé estas pinturas en 1978 se comenzaba a utilizar la palabra 'instalación'. Hoy en día se utiliza ampliamente.[...]La realidad es una obra instalada que pertenece a todos nosotros y estoy trabajando con ella, a veces contra ella, con el fin de llegar a nuevas formas, nuevas luces y nuevos colores.
Para mí sería muy limitante pintar en un lienzo que se encierra dentro de un marco de cuatro lados. Ahí no hay relación con la realidad. Cuando experimentamos la realidad exterior, no sé dónde comienza y dónde termina. Es abierta, y el trabajo es abierto. El espacio no tiene límites.
Mi relación con el espacio trata de descubrir cosas que normalmente no podemos ver. El punto de vista de las obras es realmente muy frágil. Es un punto de vista mecánico en una forma que no abarca la realidad. En realidad, nuestros ojos se mueven todo el tiempo, y no podemos ver con nuestros ojos como hace la cámara, tomar instantáneas. No podemos mantener una imagen congelada en nuestra retina, así que es difícil para cualquiera incluso situarse en el punto de vista crítico de mis pinturas. Para mí, el trabajo está fuera del punto de vista, donde la realidad permite todas las formas de vivir.
Empiezo con el punto de vista crítico con el propósito de tener un punto de partida, un punto de enfoque, para empezar.
 

Gil Dekel: ¿Tiene que estar enfocado en hacer una pintura?
Felice Varini: Sí, creo que sí, y eso es así para todo lo que uno haga, pinturas, películas, esculturas, todo. Una vez que hayas tomado una decisión, es tu elección. Si te enfocas en esta elección y permaneces en ella, entonces tendrás que acabarla. Pero si cambia, entonces no puedes entrar en el porqué de las cosas. Es muy difícil extenderme demasiado en muchas áreas, prefiero centrarme.
 

Gil Dekel: Parece un proceso complicado la construcción de sus pinturas.  
Felice Varini: El detalle técnico no es un problema, cualquiera puede hacerlo.


Gil Dekel: ¿Por qué hacer pinturas?
Felice Varini: Descubrí el mundo de la pintura cuando era joven, y con ella mi deseo de pintar. Era una sensación fuerte. Siendo un niño de diez años vi las obras del artista italiano Lucio Fontana. [...] Esta fue mi iniciación en el arte moderno, donde empecé a pensar en la pintura sin ningún tipo de representación.
Con la pintura se puede avanzar y descubrir cosas nuevas que pueden hacer avanzar el mundo. Yo no creo en la inspiración, creo que no existe para mí. En su lugar, explorar el espacio, caminar a través de él, mirar a través de un punto de vista, tomar decisiones, y luego todos los clics en el lugar correcto. Es como la escritura, cuando se empieza a escribir, se busca la frase y entonces sucede. [...]
 

Gil Dekel: ¿La gente te critica por no ser un pintor 'real'?
Felice Varini: Sí, pero no es un problema. De hecho, espero que todo el mundo pueda hacer cuadros como yo, porque no es una cuestión de cuán difícil o fácil es la tarea, sino una cuestión de pensar y elegir. Un gran pintor puede trabajar con elementos muy simples, y el trabajo que sale puede ser una obra maestra. Se trata de pensar y elegir buenos espacios.
 

Gil Dekel: ¿Y cómo elegir un buen espacio?
Felice Varini: Me encantaría ser todo el tiempo concreto y objetivo, pero sé que hay momentos de ambigüedad. No puedo decir que sé dónde y por qué elijo un buen espacio, tal vez la incertidumbre es necesaria porque nos hace ser lo que somos los seres humanos, no somos perfectos.
Mi trabajo artístico se extiende a más de treinta años. Estoy haciendo obras, descubriendo nuevas realidades, y luego tengo nuevas preguntas. A continuación hago nuevas obras, nuevas realidades y nuevas preguntas. Una cosa es cierta: las mismas preguntas siguen evolucionando... 



Fuente imágenes / Web del artista: Felice Varini
Fuente entrevista en inglés: Blog poetic mind