Escultura en madera de Livio de Marchi

Esta "cazadora", escultura hecha en madera, es solo una de las incontables piezas del escultor Livio De Marchi, cuyo trabajo hiperrealista es realmente asombroso. 

Escultura en madera | Livio De Marchi
© Livio De Marchi, escultura en madera -cazadora-
Una cazadora de aviador, en apariencia de piel suave y mullida, con gran caída, con todos sus pliegues y remaches, en realidad es totalmente de madera... ¿Y si además colgase de una percha de madera en un armario de madera, en una casa en la que todo, absolutamente todo, es de madera?

© Livio De Marchi, armario en madera
 La "Casa de los libros", que se construyó en 1990, en Tambre d'Alpago, Italia, representa el sueño de un amante de los libros, en ella cada mínimo detalle es de madera, como en un cuento. Las mesas, platos, cubiertos, manteles, sofás y cojines, la ropa en el armario y la ropa interior colgando de la cuerda, es todo de madera. Su objetivo final es la creación de 10 estructuras tipo en todo el mundo, de las cuales esta casa fue la primera.

Escultura en madera, Casa de los libros | Livio De Marchi
© Livio De Marchi, La Casa de los libros, escultura en madera
Entre otros, construye también vehículos de madera como Ferraris en los que navega por las aguas de Venecia, motos y bicicletas, e incluso un carruaje tirado por caballos, por supuesto también de madera. Sus obras han sido expuestas en diversas ciudades del mundo como Milán, Florencia, Londres, París, Düsseldorf, Zurich, Toronto, Nueva York, Los Ángeles, Tokio, etc., Publicado en muchas revistas como Diseño Interior, Capital, Casa Vogue, Madame Figaro, Vogue, Hauser, decoración, etc, su trabajo además ha atraído la atención de las cadenas de televisión en varios países extranjeros. 

Escultura en madera Vehículos | Livio De Marchi
© Livio De Marchi, vehículos escultura en madera
La obra de este artista veneciano es tan extensa que resulta abrumadora; en este post solo se ve una pequeñísima parte, por lo que os recomiendo visitar su web, donde podrás apreciar su aire simpático y desenfadado, sombrero country y mirada feliz, la mirada de quién, a mi modo de ver, ha elegido bien su forma de vida, sin duda supo perseguir su pasión hasta la excelencia.
Nacido en Venecia, De Marchi descubrió su pasión por la escultura muy joven. Siendo todavía un niño trabajó en escultura ornamental en un taller y, al mismo tiempo, estudió arte y diseño en la Academia. Enseguida reveló una gran habilidad para moldear el material, lo que lo llevó a producir esculturas perfectas y espontáneas. Evolucionó artísticamente del mármol al bronce y luego a la madera, que sería su tema favorito. Después de abrir su propio estudio, De Marchi deja volar su imaginación denotando su mundo interior. 

Sitio web: Livio De Marchi